top of page
Buscar
  • Sandra Canudas

Ser o no ser

¿Estás siendo la persona que quieres ser?

Para entender la respuesta debemos mirar la información que poseemos y comprender que las personas experimentamos el mundo a través de los sentidos (vista, oído, tacto, olfato y gusto, sin excluir la posibilidad de la percepción extrasensorial). Los estímulos que llegan a nuestros sentidos y la información que recibimos en nuestra conciencia están transformados y no sólo el volumen de datos es demasiado grande para poder manejarlo, sino que además, pasa por el filtro de las experiencias del pasado.



Por tanto, esta información de entrada distorsionada y sesgada da como resultado la historia de nuestra vida. Nuestras actitudes, creencias, decisiones, respuestas emocionales y valores influyen a la hora de ayudarnos con la información. Ayudan a determinar qué fragmentos de datos se cambian y de qué manera se hace. Algunas personas emplean imágenes de mayor tamaño con colores más intensos para codificar los sucesos más excitantes. Las personas somos diferentes y las diferencias son tan enormes que ni siquiera podemos entender una pequeña fracción de esa diferencia.

Aun y esas distinciones en el modo de procesar la información, sí hay algo que tenemos en común es que: la gente es primero emocional y luego, racional. Por tanto, las decisiones basadas en las emociones serán a menudo las mejores decisiones disponibles aunque luego fabriquemos motivos para explicar nuestra conducta con la parte racional.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page